Tan profundo como una hoja en blanco


Conectados a la Frecuencia Global

Posted in 9º Arte Mcloudiano por kekoelfreak en julio 4, 2006

“-… lo entiendo, formé a la Global Frequency para ocuparnos de cosas así. La miseria de nuestras vidas. Las bombas sin explotar

– Tiene que haber alguien que proteja a la gente del mundo en el que viven…”

Imagínense un proyecto ultra secreto que se dedica a salvar el día de gobiernos irresponsables que dejan sus armas a medio activar, sin saber ni si quiera donde están, o bien de grupos terroristas megalómanos dispuestos a cometer suicidios en masa para amenazar la seguridad mundial y activar de este modo las economías armamentísticas.

Ahora imaginen que tiene mil y un agentes repartidos alrededor de todo el globo, de todas las especialidades que se puedan imaginar (acróbatas, hackers, detectives, marines, doctorados en física quántica, forenses, parapsicólogos y un larguísimo etc.) conformando el equipo multidisciplinario por excelencia, reclutados sin importar su raza, credo, edad, orientación sexual, o pasatiempos, todos y cada uno de ellos al servicio las 24 horas del día, interconectados por la más alta tecnología satelital a través de sus laptops y GPS.

Una organización totalmente horizontal, sin generales ni capitanes, sin reverencias ni estrellas sobre los hombros, convocados por la organizadora de todo este entuerto, la misteriosa Miranda Zero, y la central neurálgica de la info, una adolescente llamada Aleph que se dedica a contactar, conectar y comunicar a los agentes necesarios para cada misión.

El siempre sorprendente Waren Ellis se dedica a responder la pregunta de quien vigila a los vigilantes en esta miniserie de 12 números, donde la Global Frequency se dedica a avergonzar a la NSA, las mafias de diversas etnias y rincones del globo, la ONU y cuanta organización haya dispuesto ponerse sobre nosotros paternalistamente.

Cada número es una historia auto-conclusiva, (algo bastante raro en el actual panorama del comic-book yanki), dibujado cada uno por artistas especialistas en el arte de narrar a través de viñetas como la mejor película de acción y espionaje que nunca verán en pantalla.

Se agradece la ausencia de manidos héroes de turno, sabelotodos y hacelotodos, al estilo del Capitán América o Batman, pues en Global Frequency cada sujeto es importante, como pieza en un ajedrez jugado a escala global. Realizas lo que te pidieron y ya está, colocaste tu granito de arena al salvar el mundo.

Aquí los soldados “carne de cañón” mueren como moscas, y los especialistas y técnicos no andan disparando lanzacohetes, sino que se dedican a lo suyo, a leer y buscar en la red los datos que evitarán la propagación de ese mortal virus ébola mutante.
Ellos nos cuidan de los inescrupulosos, avaros, irresponsables y poderosos que dejan armas de destrucción masiva en manos de monos en cumpleaños, y usan a gente común para detenerlos.

Los dejo por ahora, descarguen un numerazo haciendo click aqui y me cuentan que les pareció. El archivo se lee con este programa.

…. Ti tuta ti tu titi titi to!!! (onomatopeya de un ring polifónico de mi celular).
Buenos días Kekoelfreak, estás en la Global Frequency…


PD: existe un piloto de televisión dando vueltas por la red, coloquen Global Frequency en sus mulitas y encontraran “la serie más vista que no ha sido estrenada”.

Conectados a la Frecuencia Global

Posted in 9º Arte Mcloudiano por kekoelfreak en julio 4, 2006

“-… lo entiendo, formé a la Global Frequency para ocuparnos de cosas así. La miseria de nuestras vidas. Las bombas sin explotar

– Tiene que haber alguien que proteja a la gente del mundo en el que viven…”

Imagínense un proyecto ultra secreto que se dedica a salvar el día de gobiernos irresponsables que dejan sus armas a medio activar, sin saber ni si quiera donde están, o bien de grupos terroristas megalómanos dispuestos a cometer suicidios en masa para amenazar la seguridad mundial y activar de este modo las economías armamentísticas.

Ahora imaginen que tiene mil y un agentes repartidos alrededor de todo el globo, de todas las especialidades que se puedan imaginar (acróbatas, hackers, detectives, marines, doctorados en física quántica, forenses, parapsicólogos y un larguísimo etc.) conformando el equipo multidisciplinario por excelencia, reclutados sin importar su raza, credo, edad, orientación sexual, o pasatiempos, todos y cada uno de ellos al servicio las 24 horas del día, interconectados por la más alta tecnología satelital a través de sus laptops y GPS.

Una organización totalmente horizontal, sin generales ni capitanes, sin reverencias ni estrellas sobre los hombros, convocados por la organizadora de todo este entuerto, la misteriosa Miranda Zero, y la central neurálgica de la info, una adolescente llamada Aleph que se dedica a contactar, conectar y comunicar a los agentes necesarios para cada misión.

El siempre sorprendente Waren Ellis se dedica a responder la pregunta de quien vigila a los vigilantes en esta miniserie de 12 números, donde la Global Frequency se dedica a avergonzar a la NSA, las mafias de diversas etnias y rincones del globo, la ONU y cuanta organización haya dispuesto ponerse sobre nosotros paternalistamente.

Cada número es una historia auto-conclusiva, (algo bastante raro en el actual panorama del comic-book yanki), dibujado cada uno por artistas especialistas en el arte de narrar a través de viñetas como la mejor película de acción y espionaje que nunca verán en pantalla.

Se agradece la ausencia de manidos héroes de turno, sabelotodos y hacelotodos, al estilo del Capitán América o Batman, pues en Global Frequency cada sujeto es importante, como pieza en un ajedrez jugado a escala global. Realizas lo que te pidieron y ya está, colocaste tu granito de arena al salvar el mundo.

Aquí los soldados “carne de cañón” mueren como moscas, y los especialistas y técnicos no andan disparando lanzacohetes, sino que se dedican a lo suyo, a leer y buscar en la red los datos que evitarán la propagación de ese mortal virus ébola mutante.
Ellos nos cuidan de los inescrupulosos, avaros, irresponsables y poderosos que dejan armas de destrucción masiva en manos de monos en cumpleaños, y usan a gente común para detenerlos.

Los dejo por ahora, descarguen un numerazo haciendo click aqui y me cuentan que les pareció. El archivo se lee con este programa.

…. Ti tuta ti tu titi titi to!!! (onomatopeya de un ring polifónico de mi celular).
Buenos días Kekoelfreak, estás en la Global Frequency…


PD: existe un piloto de televisión dando vueltas por la red, coloquen Global Frequency en sus mulitas y encontraran “la serie más vista que no ha sido estrenada”.