Tan profundo como una hoja en blanco


Tv Clonada con buenos resultados: Duro de Domar

Posted in Pelando el Cable por kekoelfreak en julio 19, 2006
Era fan de la versión argenina de Caiga Quien Caiga
Hacían honor a su nombre, y no les importaba denunciar-humillar a los poderosos.
En pleno reinado del reyesito Menem, encaraban a cuanto político o amigo del enano aquel que recibiera acusaciones de corrupción,soborno, evasión de impuestos. Y no perdían oportunidad de enrostrar esas mismas denuncias en esos cotelés tan finolis a los que suele ir esta clase de gente.
Se convertía en una especie de venganza vicaria de todo un pueblo molestisimo con sus gobernantes. En sus TVs tenian la opotunidad de ver lo que solo podía soñar.
La versión chilena es divertida, no lo puedo negar, pero no se moja el potito, es cobarde y carente de cojones, su blanco de ataques son los débiles e irrelevantes personajes de nuestra paupérrima farándula nacional, y solo le soban la espalda a los habitués de CasaPiedra.
No debería ser sorprendente si aclaramos que en el CQC nacional el hombre ancla es , reconocido por su conservadurismo ideologico, sumado a que el nicho de transmisión es Mega, propiedd del reconocidisimo colaborador de la dictadra Ricardo Claro.
Por todo esto me molestó profundamente encontrar anoche en pantallas a otro clon de un programa argentino.
Se trata de “Duro de Domar”, remedo del argentino “Indomables”, donde un sobreactuado Marco Silva conduce junto a un panel permanente y pelan los condoros de la tv y el mundillo del espectáculo.
Al principio me preció un poco triste y descarado el plagio de marras, con identicos movimientos de cámara, efectos sonoros (los repetitivos CHAN, que el buenazo de Copano ya usaba en sus programas radiales, usados para enfatizar aquellas cosas infungables, insólitas e irrepetibles).

Reflexionaba mientras observava mi monitor: Ok, si compraron los derechos del programa, estan en plena libertad de usar al dedillo la franquicia. ¡Pero denle un sello personal!

Y mis plegarias fueron oídas de inmediato.
Una irrepetible nota a “mi General” Pinochet, para conmemorar una nueva denuncia de uso indebido de su poder, por el enriquecimiento con coca negra. Pasamos entonces a contemplar un recorrido a sus frases más célebres, con imágenes que todos tenmos grabas en la memoria, pero que se vieron tan bonitas y graciosas en ese montaje que me arrepiento profundamente de no haber podido grabarlo.
Y luego los fuertes descargos del panel contra el general, diciendo a todo el país lo que muchos pensamos pero que no es dicho en estos espacios de difusión masiva (de echo semejante notición no fue cubierto ni por los periódicos de mayor tirada ni mucho menos dpor los canales de televisión).

Mi cerebro chisporroteaba y no procesaba lo que veía:
¡¿¡¿¡¿Que?!?!?!
¡¿¡¿En televisión abierta!?!?
¿¡¿¡¿y en el canal de Sebastian Piñera?!?!?
Esto tengo que seguir viéndolo!!!

Luego se vino una adaptación al can que aparece en el programa argentino, aquí caracterizado como el tierno y resucitado Cosita, la mascota que alegraba las mañanas en el matinal de la Paulina Nin.
El insoportable cachorro fue al flaite estreno “hollywodense” de Rojo – la Película , burlándose descaradamente de la dudosa sexualidad de sus interlocutores-protagonistas, tomándole el pelo y robándole el público al notero de CQC Gonzalo Feito y permitiéndose el lujito de quemar el poster promocional de la película, en un arrebato de algarabía y fervor popular frente a tan mal producto cinematográfico. Notablísimo

Y luego el notero pobre. Un tipo de humildes orígenes, tímida personalidad y rasgos promedio para un chileno, que cubre el evento de Fukuyama en Chile, colocándo en situaciones políticamente incorrectas a varios poderosos anónimos de nuestro país.

En resumen, aluciné con Duro de Domar. Aún adolece del complejo de hermano menor que imita al mayor, con desiguales resultados enlas transiciones entre notas, donde se hace más notorio el plagio, pero notas y noteros se roban la película, y solo por eso se ganó un espacio en mi agenda televisiva.

Conectados a la Frecuencia Global

Posted in 9º Arte Mcloudiano por kekoelfreak en julio 4, 2006

“-… lo entiendo, formé a la Global Frequency para ocuparnos de cosas así. La miseria de nuestras vidas. Las bombas sin explotar

– Tiene que haber alguien que proteja a la gente del mundo en el que viven…”

Imagínense un proyecto ultra secreto que se dedica a salvar el día de gobiernos irresponsables que dejan sus armas a medio activar, sin saber ni si quiera donde están, o bien de grupos terroristas megalómanos dispuestos a cometer suicidios en masa para amenazar la seguridad mundial y activar de este modo las economías armamentísticas.

Ahora imaginen que tiene mil y un agentes repartidos alrededor de todo el globo, de todas las especialidades que se puedan imaginar (acróbatas, hackers, detectives, marines, doctorados en física quántica, forenses, parapsicólogos y un larguísimo etc.) conformando el equipo multidisciplinario por excelencia, reclutados sin importar su raza, credo, edad, orientación sexual, o pasatiempos, todos y cada uno de ellos al servicio las 24 horas del día, interconectados por la más alta tecnología satelital a través de sus laptops y GPS.

Una organización totalmente horizontal, sin generales ni capitanes, sin reverencias ni estrellas sobre los hombros, convocados por la organizadora de todo este entuerto, la misteriosa Miranda Zero, y la central neurálgica de la info, una adolescente llamada Aleph que se dedica a contactar, conectar y comunicar a los agentes necesarios para cada misión.

El siempre sorprendente Waren Ellis se dedica a responder la pregunta de quien vigila a los vigilantes en esta miniserie de 12 números, donde la Global Frequency se dedica a avergonzar a la NSA, las mafias de diversas etnias y rincones del globo, la ONU y cuanta organización haya dispuesto ponerse sobre nosotros paternalistamente.

Cada número es una historia auto-conclusiva, (algo bastante raro en el actual panorama del comic-book yanki), dibujado cada uno por artistas especialistas en el arte de narrar a través de viñetas como la mejor película de acción y espionaje que nunca verán en pantalla.

Se agradece la ausencia de manidos héroes de turno, sabelotodos y hacelotodos, al estilo del Capitán América o Batman, pues en Global Frequency cada sujeto es importante, como pieza en un ajedrez jugado a escala global. Realizas lo que te pidieron y ya está, colocaste tu granito de arena al salvar el mundo.

Aquí los soldados “carne de cañón” mueren como moscas, y los especialistas y técnicos no andan disparando lanzacohetes, sino que se dedican a lo suyo, a leer y buscar en la red los datos que evitarán la propagación de ese mortal virus ébola mutante.
Ellos nos cuidan de los inescrupulosos, avaros, irresponsables y poderosos que dejan armas de destrucción masiva en manos de monos en cumpleaños, y usan a gente común para detenerlos.

Los dejo por ahora, descarguen un numerazo haciendo click aqui y me cuentan que les pareció. El archivo se lee con este programa.

…. Ti tuta ti tu titi titi to!!! (onomatopeya de un ring polifónico de mi celular).
Buenos días Kekoelfreak, estás en la Global Frequency…


PD: existe un piloto de televisión dando vueltas por la red, coloquen Global Frequency en sus mulitas y encontraran “la serie más vista que no ha sido estrenada”.

Conectados a la Frecuencia Global

Posted in 9º Arte Mcloudiano por kekoelfreak en julio 4, 2006

“-… lo entiendo, formé a la Global Frequency para ocuparnos de cosas así. La miseria de nuestras vidas. Las bombas sin explotar

– Tiene que haber alguien que proteja a la gente del mundo en el que viven…”

Imagínense un proyecto ultra secreto que se dedica a salvar el día de gobiernos irresponsables que dejan sus armas a medio activar, sin saber ni si quiera donde están, o bien de grupos terroristas megalómanos dispuestos a cometer suicidios en masa para amenazar la seguridad mundial y activar de este modo las economías armamentísticas.

Ahora imaginen que tiene mil y un agentes repartidos alrededor de todo el globo, de todas las especialidades que se puedan imaginar (acróbatas, hackers, detectives, marines, doctorados en física quántica, forenses, parapsicólogos y un larguísimo etc.) conformando el equipo multidisciplinario por excelencia, reclutados sin importar su raza, credo, edad, orientación sexual, o pasatiempos, todos y cada uno de ellos al servicio las 24 horas del día, interconectados por la más alta tecnología satelital a través de sus laptops y GPS.

Una organización totalmente horizontal, sin generales ni capitanes, sin reverencias ni estrellas sobre los hombros, convocados por la organizadora de todo este entuerto, la misteriosa Miranda Zero, y la central neurálgica de la info, una adolescente llamada Aleph que se dedica a contactar, conectar y comunicar a los agentes necesarios para cada misión.

El siempre sorprendente Waren Ellis se dedica a responder la pregunta de quien vigila a los vigilantes en esta miniserie de 12 números, donde la Global Frequency se dedica a avergonzar a la NSA, las mafias de diversas etnias y rincones del globo, la ONU y cuanta organización haya dispuesto ponerse sobre nosotros paternalistamente.

Cada número es una historia auto-conclusiva, (algo bastante raro en el actual panorama del comic-book yanki), dibujado cada uno por artistas especialistas en el arte de narrar a través de viñetas como la mejor película de acción y espionaje que nunca verán en pantalla.

Se agradece la ausencia de manidos héroes de turno, sabelotodos y hacelotodos, al estilo del Capitán América o Batman, pues en Global Frequency cada sujeto es importante, como pieza en un ajedrez jugado a escala global. Realizas lo que te pidieron y ya está, colocaste tu granito de arena al salvar el mundo.

Aquí los soldados “carne de cañón” mueren como moscas, y los especialistas y técnicos no andan disparando lanzacohetes, sino que se dedican a lo suyo, a leer y buscar en la red los datos que evitarán la propagación de ese mortal virus ébola mutante.
Ellos nos cuidan de los inescrupulosos, avaros, irresponsables y poderosos que dejan armas de destrucción masiva en manos de monos en cumpleaños, y usan a gente común para detenerlos.

Los dejo por ahora, descarguen un numerazo haciendo click aqui y me cuentan que les pareció. El archivo se lee con este programa.

…. Ti tuta ti tu titi titi to!!! (onomatopeya de un ring polifónico de mi celular).
Buenos días Kekoelfreak, estás en la Global Frequency…


PD: existe un piloto de televisión dando vueltas por la red, coloquen Global Frequency en sus mulitas y encontraran “la serie más vista que no ha sido estrenada”.