Tan profundo como una hoja en blanco


Estimaciones Subjetivas: El alto precio de las utopias sociales: Fight Club v/s The Village,

Posted in Estimaciones Subjetivas por kekoelfreak en mayo 27, 2006


Nuestro protagonista está hastiado del consumo.
Puede adquirir bienes carísimos, comprar por catálogo, (ya ni siquiera tiene que relacionarse con los vendedores) engañar a miles de personas sobre la seguridad de la importante compañía de autos que representa (una de las “Mayors”, ¿General Motors acaso?), induciendo a que ellos sigan confiando en la automotriz. Pero se ha vuelto insensible, está desconectado de su humanidad, de sus emociones, ni siquiera puede llorar. Y desde hace semanas padece de insomnio
Encuentra los grupos de apoyo para enfermos crónicos y logra llorar, usando una falsa identidad en cada sesión, en cada enfermedad. Entonces conoce a Marla y de vuelta al insomnio, porque ella sabe de su vacío.
Y aparece Tyler. Es él mismo, sólo que este aspecto de su personalidad canalizando todo aquello que no se atreve a ser y a hacer, porque en algún momento optó por colocar en primer plano el tener.
Y aparecen los clubes de la pelea desperdigados por todo EEUU, con sus reglas y secretismo, con su viril violencia, sudor y dientes extraídos a golpe de puños.
Pero los clubes nos proponen algo de fondo, difícil de ver frente a tanto torso desnudo y testoterona: esos tipos que se esconden en sótanos no son más que hombres conectados a su lado más salvaje, animal y humano si cabe, donde somos la igualdad se mide en la ferocidad de las peleas por un lado y por la lealtad y aprecio por el socio del club (¿alguien ha visto escenas de mayor aprecio por el otro que las que vemos luego de finalizada la pelea, el abrazo fraternal y de incondicional apoyo de los contendores? ¡¡¡Eso es igualdad!!!).
Las peleas terminan según las reglas, y no hay espacios ara rencores ni revanchismos, al final son todos hermanos, sin importar si al llegar vestían Arman o viejas chaquetas agujereadas por el uso, si llegaron en un deportivo o recorriendo peligrosos callejones, ni el estatus social ni los ingresos anuales tienen relevancia en este club.
¿Y cual es el siguiente paso en esta utopía? Proyecto Caos. Militarizar y despersonalizar al grupo (ida bastante militarizada) y luego hacer llamativos atentados en espacios públicos vinculados a las grandes operaciones económicas.
Último paso que caigan las compañías de tarjetas de crédito, las que nos dicen cuanto somos por cuanto consumimos, las que nos esclavizan en cómodas cuotas mensuales por años y años, solo para privilegiar el tener por sobre el ser.
El derrumbar sus edificios y destruir sus bases de datos nos dejarían en un punto cero, a partir del cual podría construirse una historia nueva, sin depender de esos números y códigos esclavizantes, que nos ataban permanentemente al deseo de adquirir y consumir aquello que no tenemos, y que no necesitamos.
El precio de esta utopía parece violento, pero ver derrumbarse esas torres parece justicia poética, por motivos algo distintos a los que cayeron las de gemelas de Nueva York, pero no tan distanciados .

Estas dos películas rehacen pensar en algo:
No somos los ahorros de nuestra cuenta bancaria.
No somos el auto cero kilómetro que pudimos comprar.
No somos ese closet lleno de ropa de marca para cada ocasión y para esas ocasiones que nunca van a ocurrir.
No somos pólizas de seguro, ni muebles de diseño, ni revistas del corazón, ni tv farándula.
¿Qué somos entonces?
El saber que somos es un desafío que requiere de gran esfuerzo, de tiempo, de enfrentar miedos y hacer duros ajustes en vidas acomodadas en los estándares impuestos desde afuera de lo que debemos ser.
Ahora imaginen el salto y el esfuerzo que requiere entonces definir el carácter de un grupo social.
No hay una respuesta esa pregunta, solo un camino donde se debe trabajar arduamente, en forma personal y en comunidad, y así no seguir en ese camino de delegar en otros (que velan sólo por sus intereses) las decisiones que nos harán mas ricos y complejos como sociedad

Anuncios

2 comentarios to 'Estimaciones Subjetivas: El alto precio de las utopias sociales: Fight Club v/s The Village,'

Subscribe to comments with RSS o TrackBack to 'Estimaciones Subjetivas: El alto precio de las utopias sociales: Fight Club v/s The Village,'.

  1. Anonymous said,

    Super color scheme, I like it! Good job. Go on.»

  2. Anonymous said,

    cough identifying orbit authentic insistent strangling delta faultless turbhe titles accepts semelokertes marchimundui


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: