Tan profundo como una hoja en blanco


Celuloide Alcaloide: A History of Violence

Posted in Celuloide Alcaloide por kekoelfreak en marzo 31, 2006


“Tom Stall tenia La vida perfecta
hasta que se convirtió en un héroe”

La mejor razón para ver “A History of Violence” es permitirse un lujo casi imposible en el cine actual: contemplar como uno a uno los tópicos y cliches de situaciones y personajes que hemos visto en miles de cintas son sustituidos por resoluciones creíbles y redondas.
Cada escena donde dices “ya se lo que va a pasar, van a hacer esa estupidez de siempre”, debes morderte la lengua y sorprenderte no por la resolucion, sino por lo atrevido del curso de acción tomado por los personajes, que no es nada de inesperado, solo es lo lógico, lo natural…
Para explicaro un poco más.

Recuerden cualquier pelicula con malo maloso y héroe de turno, donde no se terminan nunca las balas del cargador, donde se confia del supuesto cadáver abatido en el tiroteo y el malo por supuesto vuelve en los ultimos minutos, o donde el villano captura al jovencito y le revela todas sus motivaciones y acciones, dándole tiempo al héroe para escapar y detener su plan maestro, o la dama en peligro, sensual pero histerica y catatónica frente a las emergencias o revelaciones shockeantes.


No hay nada de eso en “A History of Violence”

La historia va sobre el buenazo de Tom Stall, un padre de familia de unos 40 años que atiende un café en un tranquilo pueblo alejado de las grandes urbes.
Una noche llegan un par de violentos asaltantes, buscados en varios estados, hasta su local y amenazan la vida de su personal y su clientela.
En un acto de valentía y heroismo Tom los enfrenta y derrota, convirtiédose en seguida en una celebridad local, con peridistas acosándolo y gente repletando su café.
Eso hasta que aparece un misterioso y trajeado sujeto, que insite en llamarlo Joey Cusack, que proviene de Filadelfia y que es el responsable de la fea cicatriz que porta en la cara, sembrando por un lado el temor en una familia que se siente acosada y la duda entre quienes creen conocerlo.

Hasta ahi el argumento.
No revelaré nada más.
No porque tenga giros argumentales de esos que te dejan con la boca abierta tipo Memento o Sixth Sense, pero es absolutamente innecesario contar más
Solo hay que dejarse llevar por la maravillosa historia dirigida con pulso, sobriedad y oficio por el canadiense David Cronenberg, que en una primera lectura deja de lado sus obsesiones a la nueva carne y sus excesos visuales, y solo nos deja una historia de explosiva violencia, que a ratos me recordó al Kitano de mediados de los noventa.

Pelicula recomendadísima, ausente de todos los premios mainstreams de cominzos de año, pero eso solo logra hablar mejor de ella, quien necesita oscars y globos de oro cuando se puede hacer tan buen cine y no esos bodrios como… ok, en otra ocasion hablaré de eso…

PD: Basado en un comics de mi amado imprint Vertigo dependiente de la DC Comics, escrito por John Wagner y dibujado por Vince Locke

Celuloide Alcaloide: A History of Violence

Posted in Celuloide Alcaloide por kekoelfreak en marzo 31, 2006


“Tom Stall tenia La vida perfecta
hasta que se convirtió en un héroe”

La mejor razón para ver “A History of Violence” es permitirse un lujo casi imposible en el cine actual: contemplar como uno a uno los tópicos y cliches de situaciones y personajes que hemos visto en miles de cintas son sustituidos por resoluciones creíbles y redondas.
Cada escena donde dices “ya se lo que va a pasar, van a hacer esa estupidez de siempre”, debes morderte la lengua y sorprenderte no por la resolucion, sino por lo atrevido del curso de acción tomado por los personajes, que no es nada de inesperado, solo es lo lógico, lo natural…
Para explicaro un poco más.

Recuerden cualquier pelicula con malo maloso y héroe de turno, donde no se terminan nunca las balas del cargador, donde se confia del supuesto cadáver abatido en el tiroteo y el malo por supuesto vuelve en los ultimos minutos, o donde el villano captura al jovencito y le revela todas sus motivaciones y acciones, dándole tiempo al héroe para escapar y detener su plan maestro, o la dama en peligro, sensual pero histerica y catatónica frente a las emergencias o revelaciones shockeantes.


No hay nada de eso en “A History of Violence”

La historia va sobre el buenazo de Tom Stall, un padre de familia de unos 40 años que atiende un café en un tranquilo pueblo alejado de las grandes urbes.
Una noche llegan un par de violentos asaltantes, buscados en varios estados, hasta su local y amenazan la vida de su personal y su clientela.
En un acto de valentía y heroismo Tom los enfrenta y derrota, convirtiédose en seguida en una celebridad local, con peridistas acosándolo y gente repletando su café.
Eso hasta que aparece un misterioso y trajeado sujeto, que insite en llamarlo Joey Cusack, que proviene de Filadelfia y que es el responsable de la fea cicatriz que porta en la cara, sembrando por un lado el temor en una familia que se siente acosada y la duda entre quienes creen conocerlo.

Hasta ahi el argumento.
No revelaré nada más.
No porque tenga giros argumentales de esos que te dejan con la boca abierta tipo Memento o Sixth Sense, pero es absolutamente innecesario contar más
Solo hay que dejarse llevar por la maravillosa historia dirigida con pulso, sobriedad y oficio por el canadiense David Cronenberg, que en una primera lectura deja de lado sus obsesiones a la nueva carne y sus excesos visuales, y solo nos deja una historia de explosiva violencia, que a ratos me recordó al Kitano de mediados de los noventa.

Pelicula recomendadísima, ausente de todos los premios mainstreams de cominzos de año, pero eso solo logra hablar mejor de ella, quien necesita oscars y globos de oro cuando se puede hacer tan buen cine y no esos bodrios como… ok, en otra ocasion hablaré de eso…

PD: Basado en un comics de mi amado imprint Vertigo dependiente de la DC Comics, escrito por John Wagner y dibujado por Vince Locke